menu
6 errores por los que aún continúas soltera
Redactado por Alejandra Núñez Luna | 01 de Octubre, 2018 | Relaciones
6 errores por los que aún continúas soltera

La vida en pareja y la construcción de un vínculo significativo es un aporte de felicidad y deseo que la mayoría buscamos disfrutar. Pero no todos corremos con esa “suerte”, pasando largos periodos de tiempo en los que pareciera que nuestra alma gemela es inexistente y que nuestro destino es la soledad eterna. ¿Qué hay de malo conmigo? Es la pregunta que muchos nos hacemos. Pues aquí te lo decimos.

La soltería y el éxito personal

Primero que todo, hay que plantearse esta cuestión: ¿crees que tener una pareja es sinónimo de felicidad y éxito? Si la respuesta es afirmativa, desde ahí andamos mal.

Sufrir por estar soltero o soltera, creyendo que eres inferior al resto de personas que sí tienen una pareja, puede reflejar problemas de autoestima y vacíos emocionales.

La soltería, por lo tanto, no es un estado que te defina o te caracterice; y mucho menos por lo que debas ser juzgado o aceptado. Tampoco simboliza una maldición, fracaso ni debería ser ligada a la soledad.

Aceptar la soltería es el primer paso para avanzar, cambiando el estado mental que nosotros mismos nos hemos programado, para después analizar qué errores pudiéramos estar cometiendo, los cuales son un obstáculo para atraer a una pareja potencial o entablar una relación sana y duradera.  Exploremos algunos de ellos:

#1. Falta de amor propio

esoltería2

Como ya lo mencionamos, una autoestima baja da pie a sentirse inseguro y triste por no tener una persona a tu lado que te ame. Es decir, se tiene una gran necesidad de que alguien más nos proporcione el amor que en teoría deberíamos desarrollar por nosotros mismos a lo largo de nuestra vida.

De este mismo punto, nace la dependencia, el apego insano y sobre todo la idea errónea de considerarnos poco atractivos y que no somos suficientemente buenos para los demás.

Tales ideas son percibidas por quienes te rodean, ahuyentándolos de tener una relación contigo, o peor el caso, atrayendo a personas emocionalmente afectadas, que a la larga sólo aportarían toxicidad a la posible relación.

-Cómo contrarrestarlo: Enamórate de ti. Conócete de pies a cabeza y tanto dentro como por fuera. Acepta tus defectos y date cuenta de tus virtudes. Enaltece tus atributos físicos y camina por la vida seguro de lo que eres y lo que vales. Busca tu independencia y autonomía y ama con libertad.

#2. Desesperación y obsesión

esoltería3

Ya sea por las presiones sociales, la edad o las razones mencionadas en el punto anterior, el deseo sano de tener una pareja puede evolucionar hasta convertirse en una obsesión notoria que espanta a los demás y que a nivel personal trae consecuencias negativas.

Una de ellas es involucrarse en relaciones sin haber sentimientos reales de por medio y únicamente por la compañía o la apariencia ante los demás. Otra más es ir demasiado rápido, olvidándote de conocer a tu pareja y acelerando las etapas por la prisa de vivir juntos o casarse. Y, por último, conductas posesivas, controladoras o hasta depresivas son el resultado de tal obsesión. Por supuesto, el futuro seguro de estas relaciones es el fracaso.

-Cómo contrarrestarlo: Concentrarte en actividades que te llenen emocionalmente y que despejen tu mente. Y si esta obsesión ya está afectando tu vida diaria, considera ir al psicólogo en búsqueda de orientación.

#3. No sabes lo que quieres

esoltería4

Por un lado, estás convencida de que quieres una relación y hasta te visualizas con aquella persona viviendo momentos inolvidables, mientras que por otro, ante la primera señal de compromiso te haces a un lado y dices “ahí la vemos”.

Vivir de dudas e inseguridades en este ámbito, no sólo provoca inestabilidad, sino que tomas el amor como un juego inmaduro e irresponsable, en el que persigues el amor, pero a la vez huyes de caer en él.  Esto probablemente te ha costado valiosas oportunidades o quizá hasta hayas lastimado a alguien que de verdad estaba dispuesto a intentarlo.

-Cómo contrarrestarlo: Define desde un principio qué es lo que quieres y sé realista con ello. Pregúntate si tienes la disposición y el compromiso que una relación requiere o sólo buscas un “amor” fugaz.

#4. Expectativas irreales

esoltería6

Basarse en el aspecto como primer requisito para elegir pareja es una conducta superficial con la cual nunca quedarás satisfecha (o). Claro que en una relación debe haber atracción física, pero eso no significa que juzgues por las apariencias y dejes pasar verdaderas virtudes por una cara bonita.

Los bienes materiales tampoco deberían ser criterios para elegir, ni mucho menos su cuenta del banco. El príncipe y la princesa de ensueño simplemente NO existen, pero sí personas reales, con sentimientos verdaderos, dispuestos a amar con todos sus defectos y bondades.

-Cómo contrarrestarlo: Abre tus horizontes y deja los prejuicios atrás. Ten en cuenta que quizá como tú exiges, tu posible prospecto también y por supuesto nadie es perfecto.

#5. Aún no superas a tu ex

esoltería5

¿Cómo esperas que una persona nueva entre en tu vida, si dentro de ti siguen ocupando ese espacio? Imposible.

Superar a una expareja lleva su tiempo, así como sanar las heridas, independientemente del motivo de la ruptura. Vivir el duelo es necesario para poder cerrar el ciclo que representó esa relación y estar listo para nuevas oportunidades.

Continuar stalkéandolo (a), o mencionarlo (a)en cada conversación que tengas son algunas conductas que indican que aún tienes un vínculo emocional con él o ella, aunque estén separados y el cual funciona como autosabotaje, pues no permite entregarte de lleno a otra relación.

-Cómo contrarrestarlo: Tómate todo el tiempo que necesites para soltar o incluso perdonar. Ayúdate de tu fuerza de voluntad y toma distancia total de él o ella. Si crees que necesitas ayuda profesional, no dudes en tomarla.

#6 Sigues creyendo en el destino

esoltería7

O en la coincidencia del amor como algo mágico y no como un hecho casual. Creencias románticas como el hilo rojo, o aquellas historias de amor intenso y apasionado que vemos en el cine, son sólo situaciones irreales o exageradas de la idea de una pareja.

Dejar en manos del destino, la suerte, los horóscopos o incluso los “amarres” algo tan importante como nuestras relaciones afectivas, nos roba el poder de decisión sobre lo que ocurre en nuestras vidas. Además, en cierta forma nos deslinda del esfuerzo que implica conquistar a alguien o bien, provoca obsesión al creer que esa persona es sólo para nosotros, sólo porque la fuerza del destino los ha unido.

-Cómo contrarrestarlo: Mantén los pies en la tierra y trata de desechar aquellos estereotipos románticos ilógicos. El amor es una decisión mutua; y una de las claves para una relación sana y madura es el equilibrio, el cual no depende de factores externos, fantasiosos o intangibles.

¿Qué otro motivo se te ocurre? ¿Cuáles han sido tus experiencias?

Fuentes:

Compartir
Alejandra Núñez Luna - Vida Alterna

Alejandra Núñez Luna

Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de la Salle, Bajio.

icono Facebook

También te puede interesar

LO MÁS NUEVO

Todos los derechos reservados por Vida Alterna © 2018